2015, un buen año

Acaba el año y, como no podía ser de otra forma, toca hacer balance del mismo. Pero hoy va a ser a nivel personal porque no me apetece, 6 horas antes de las uvas, ponerme a pensar en Rajoyes, Mases o moros asesinos.

cerdo-vietnamitaSin duda, lo peor del año a nivel personal ha sido el tema físico: de empezar pareciendo un gordito a terminar como un cerdo vietnamita de esos a los que no les llegan los pies a suelo. Algo cambió en mi metabolismo hace un año o así y lo de adelgazar ya no es tan fácil como era antes.

Quiero hacerme un vídeo currículum este año, pero con mi aspecto de muñeco Michelin obeso es posible que, en lugar de venderme mejor, el vídeo sirva para que ni me llamen para las entrevistas.

Así es que mi objetivo prioritario para los próximos meses va a ser perder un par de docenas de kilos, a ver si vuelvo a vérmela sin tener que mirarme en el espejo.

¿Algo bueno en 2015? Por supuesto. Todo a nivel familiar. Mi hijo mayor pudo entrar en la Escuela de Cocina de Benidorm así es que, paso a paso, empieza a seguir su propio camino y a cumplir sus sueños. Es más feliz que una perdiz y nosotros también.

pablo

Mi hija sigue sus estudios y está muy comprometida con el salto con pértiga, mostrando una concentración y autodisciplina que no le había visto antes. Grigoriy es como una terapia para ella… y empieza a ser un amigo también para mí.

Laura

Por mi parte, he vuelto al cole. Ya que tenía que llevar a Pablo a Benidorm, decidí  aprovechar la mañana y me matriculé en el ciclo superior de Gestión de Alojamientos Turísticos. Tras veinte años sin estudiar, me daba miedo volver a intentarlo, pero he encontrado un grupo de compañeros fantástico, que me tratan como a uno más y a unos profesores de un nivel docente y una calidad humana excepcionales. Así es que creo que la decisión de volver al cole ha sido acertada y espero que me abra algunas puertas en el futuro.

Por último, mis amigos y sobre todo mi mujer, a la que cada año quiero más, siguen siendo puntales básicos en mi día a día. La vida sabe mejor si la compartes con la gente que quieres.

¿2015? Un buen año…

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *