Español 2.0

Tras estas semanas, demasiadas, que he tardado en recuperarme del fracaso que supuso mi intento de creación de los premios “Habón de Oro”, hoy vuelvo a la carga por dos hechos que pensaba que nunca iban a ocurrir.

El primero, el que más me afecta, es que he presentado mi solicitud para las oposiciones de profe de secundaria, en el proceloso mar que supone la asignatura de Física y Química. Mis opciones de aprobar son más bien remotas, habida cuenta de que hasta finales de Mayo ando liado con los exámenes del Ciclo en Gestión de Alojamientos Turísticos. Y siendo las oposiciones (las primeras de mi vida) el 28 de Junio, me va a ser difícil competir con gente que tiene el culo pelado de pasarse horas estudiando para lo mismo.

En el remoto caso de que aprobara, ardo en deseos de conocer el mote con el que me bautizarán mis futuros pupilos, con mucha más mala leche que los de mi época. ¿El gordo, el bola, el esfera, el bigotes, el orejas, el melón…? Con un poco de suerte me tocará algo relacionado con el GTA, el FIFA 2016 o cualquier otra cosa que desconozca, con lo que mi adaptación sería más fácil…

El clímax

El clímax

Repito lo de que mis posibilidades son muy remotas, pero el mero hecho de aspirar a ser funcionario me hace sentirme un poco más español.

Pero lo que realmente me ha hecho sentir español 2.0 es que HE PODIDO haver los trámites y el pago TELEMÁTICAMENTE, usando mi DNI electrónico, el lector de DNIs y a través de la web de la Generalitat Valenciana. ¿Qué? ¿Cómo os habéis quedado? Cuando me ha salido el mensaje de que el pago se había realizado correctamente, una ola de placer ha recorrido mi orondo cuerpo, desde el último de mis cortos pelos cefálicos a las pequeñas uñitas de mis meñiques podales. Me he sentido cual adolescente rilando tras su primer orgasmo.

Documento probatorio de la veracidad de la historia

Documento probatorio de la veracidad de la historia

Hace poco menos de un mes intenté lo mismo, con los mismos medios y en la misma web, pero para la Junta Qualificadora de Coneiximents del Valencià (algo por lo que pensaba que no tendría que pasar en esta vida…) y fue un fracaso absoluto. Tras tres días de errores continuados, tuve que hacer el trámite vía Correos.

En fin: que parece que poco a poco la cosa digital va sirviendo para algo más que para ver vídeos o enviar mensajes.

PS: Agradezco a todos los profesores del IES Mediterrània de Benidorm que me han animado a emprender esta nueva aventura. No sé si lo conseguiré, pero… ¡este momento 2.0 ya no me lo quita nadie!

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *